Por Leonardo Benítez - 18/12/2014

 

El sector energético español tiene ante sí retos de gran relevancia que abarcan, desde la sostenibilidad energética y la reducción de emisiones de CO2 (de acuerdo con la declaración de la Comisión Europea de 20061), hasta un necesario incremento continuado de la eficiencia del sistema.