La entrega de consultoría y tecnología presenta un componente relevante de servicio local y de recursos locales en permanente contacto con los clientes, que  asegura el mejor entendimiento de las necesidades del cliente, una mejor atención y un mayor alineamiento cultural. Al mismo tiempo, la introducción de iniciativas de eficiencia en el desarrollo requiere la concentración y especialización de actividades por lo que esto conduce inevitablemente a que, cada vez más, las actividades de entrega se separen, incluso espacialmente, de las de desarrollo. En el caso de Indra, la compañía cuenta con profesionales en 46 países que aseguran las capacidades de entrega y gestión de clientes en las regiones en las que opera mientras que, sin embargo, sus capacidades de desarrollo se concentran en 23 centros en 9 países.

Indra lleva a cabo procesos de consolidación y concentración de sus actividades de desarrollo en centros de trabajo especializados en determinadas tecnologías o áreas de conocimiento, que son capaces de aprovechar las economías de escala que surgen y potenciar una mayor eficiencia en la producción. Además de la especialización en la producción, los Centros de Desarrollo Global contribuyen a desarrollar un profundo conocimiento de la tecnología que les permite disponer de unidades específicas de innovación muy orientadas al desarrollo de oferta. Es decir, las Software Labs trabajan como laboratorios avanzados que ofrecen la última tendencia tecnológica para desarrollar soluciones a la medida de nuestros clientes.

La consolidación y concentración de las actividades de desarrollo facilita la introducción de iniciativas de industrialización con dos objetivos fundamentales:

  • Mejorar la Gestión de la capacidad productiva en una compañía global, al favorecer que las factorías de software de una organización distribuidas por todo el mundo funcionen como un único centro virtual, tanto desde el punto de vista de las actividades de desarrollo como desde un punto de vista de cultura organizacional.
  • Mejorar la productividad incorporando tecnología que permite mejorar la reutilización, la trazabilidad y la gestión del conocimiento e incorporando modelos analíticos y predictivos del comportamiento de proyectos y organizaciones.