Contexto

Evitar movimientos no controlados de personas y mercancías a lo largo de la frontera

La policía de fronteras de Bulgaria necesitaba monitorizar los movimientos a lo largo de la frontera con Turquía para evitar el paso incontrolado de personas y mercancías entre otros.

En el proyecto de vigilancia de la frontera Búlgaro-Turca, el sistema implantado posee una jerarquía de tres niveles, contando con un centro nacional, un centro regional, cuatro centros locales y varios centros de control fronterizos desde los que monitorizar el sistema en caso de fallo de comunicación.

Se requería una arquitectura distribuida que permitiera a cada zona protegida, monitorizarse y controlarse desde cualquiera de los centros.

Solución propuesta

Instalación de un sistema iSense UGS y cámaras térmicas

INSTALACIÓN DE UN SISTEMA ISENSE UGS Y CÁMARAS TÉRMICAS

iSENSE UGS DETECTA VIBRACIONES EN EL TERRENO DISCRIMINANDO ENTRE VEHÍCULOS Y PERSONAS

La solución aportada por Indra incorpora sensores iSense UGS, que posibilitan la detección de intrusos con verificación de imagen en amplias áreas sin obra civil ni cables. Los sensores están enterrados, entre 5 y 10 cm bajo el terreno, colocados a lo largo de la línea fronteriza, son complementados por cámaras térmicas y bases que controlarán los sensores, que se situan sobre báculos.

La instalación de los sensores es en red, conectados de forma inalámbrica para poder discriminar entre personas caminando, vehículos, animales o elementos naturales. Incorporan un sistema de comunicaciones y energía, por lo que no es necesaria ninguna infraestructura adicional (acometida eléctrica) para su funcionamiento, reduciendo los costes de instalación.

El sistema evita estar monitorizando continuamente el mismo, ya que existe la posibilidad de recibir una alarma sonora y visual con imagen del área afectada automáticamente. De esta manera se consigue tener una segunda verificación, visual en este caso.

Tanto los sensores como las bases disponen de una alarma de tamper que indica si se ha abierto su cubierta, haciendo así más seguro el sistema contra asaltos.

Los sensores detectan vibraciones en el terreno gracias a un geófono integrado siendo capaces de discriminar entre vehículos y personas.

Toda la información de las alarmas queda automáticamente registrada, generándose un informe que lleva un vídeo asociado, para su tratamiento por parte del operador.

El sistema además, cuenta con la posibilidad de extraer estos informes a dispositivos externos (usb, cd), para su tratamiento por la autoridad judicial o cuando fuera necesario.

• Permiten detectar la dirección de avance del intruso

• Red de sensores colaborativo

• Reducción de falsas alarmas

• Alta redundancia

• Nodo con antena externa que aumenta su alcance máximo de comunicaciones

Beneficios

Mejora considerable en la protección de la frontera

MENOR TASA DE FALSAS ALARMAS

• Obtención de un sistema oculto con capacidad de procesamiento y discriminación de alarmas muy superior a los volumétricos.

• Sistema fácilmente escalable.

• Sistema supervisado, reportando de forma inmediata y automáticamente cualquier avería del mismo.

• Reducción de los tiempos y personal necesario de vigilancia ya que el sistema proporciona toda la información sobre la intrusión (tipo, imágenes del mismo de forma automática).

• Optimización de recursos.

• Facilidad para vigilar grandes superficies perimetrales.